Beneficios del Carpaccio de Salmón


Al hablar de Carpaccio de Salmón básicamente generaremos dos reacciones en las personas; Enloquecer de emoción por comerlo, ya que es una de las carnes más delicadas y exquisitas en la tierra, donde sin importar en qué presentación se les sirva la degustaran con agrado, más si es en carpaccio, o muestran cierto rechazo al sentirse inseguros de poder probar un plato donde se sirva pescado crudo, pues se siente temerosos de resultar enfermos por su ingesta, pero ¿es cierto esto, mito o verdad?

La verdad es que el tratamiento que recibe el carpaccio como tal, elimina cualquier posibilidad de contraer alguna bacteria al comerla, siendo de hecho todo lo contrario, ya que el salmón es catalogado como uno de los alimentos más saludables en la tierra al contener altos niveles de proteínas, ácidos grasos (omega-3), vitaminas B6, B12, calcio, niacina, magnesio, selenio y al no pasar por fuego, estos se conservan de manera intacta.
Este coctel de nutrientes trae grandes beneficios a tu organismo, los cuales se harán sentir de manera interna y lo reflejarás de manera externa. Para empezar…

Una porción de 100 gramos de salmón equivale a:
• 231 calorías
• 25 gramos de proteínas
• 85 mg. de colesterol
• 3,2 gramos de grasa saturada

 

El salmón es una de las pocas especies marinas que nace en agua dulce, pero que se desarrolla en mar abierto y luego vuelve a su lugar de nacimiento para desovar, esto lo convierte en un pez con altas propiedades, que al ser consumidas por los seres humanos se refleja a nivel cerebral, mejorando la memoria olfativa y del gusto de las personas.

Entre otros beneficios el omega-3 fortalece el nivel cognitivo, pues disminuye las posibilidades de padecer condiciones como el Alzheimer, Parkinson o depresión.

Sus complementos de antioxidantes disminuyen considerablemente las probabilidades de sufrir de patologías oculares como el ojo seco o la degeneración macular.

El alto contenido de selenio que el salmón ayuda a reducir los riesgos de desarrollar leucemia y otros tipos de cáncer. Esta misma propiedad funciona como antioxidante.

Otro órgano que se sentirá muy agradecido es el corazón, siendo el mismo omega-3 una gran ayuda a la buena circulación, mejora la calidad de la circulación sanguínea y sus canales (venas y arterias), con lo cual los infartos, ACV y la hipertensión son menos frecuentes en las personas que consumen salmón.

Esta misma cualidad previene el dolor en las articulaciones, mejora la producción cartilaginosa y reduce las inflamaciones en todas las regiones del cuerpo ocasionadas por distintos motivos.

El ácido alfa-linolénico presente en el omega-3, evita la sequedad y la flacidez en la piel. Mejora la absorción de vitaminas C, la cual nutre el cabello, músculos y piel, también disminuye los daños del sol en tu cuerpo.

En conclusión el salmón es ideal en un estilo de vida balanceado y comerlo en carpaccio no solo acentúa sus cualidades sino que te encantará.

Share

Recommended Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *